El Mercado Común Europeo

| 27 junio, 2011 | 0 Comentarios

Your ads will be inserted here by

Easy Plugin for AdSense.

Please go to the plugin admin page to
Paste your ad code OR
Suppress this ad slot.

El éxito de la CECA demostraba que al menos en una escala limitada la cooperación y la integración económica regional beneficiaba a los países miembros. No podía ser de otro modo, ya que la OECE incluía a un elevado número de países con posiciones enfrentadas sobre los objetivos de integración

Mientras Gran Bretaña defendía un área de libre cambio con una federación de Estados muy suaves, Francia defendía fortalecer instituciones comunes a costa si cabe, de la cesión de la soberanía nacional. Por otro lado era necesaria la presencia tanto de Francia como de Alemania en un proyecto de integración económica regional.

Los seis miembros de la CECA reunidos en Messina el 2 de junio de 1955 encargaron a un comité presidido por Spaak, la elaboración de un informe sobre las posibilidades de una mayor integración progresiva en el ámbito económico sin pérdida de soberanía nacional ni una mayor unión política.
El comité Spaak presentó su informe (ver documento) que sirvió de base para la creación de:

  • Comunidad Económica Europea (CEE)
  • Comunidad Europea de la Energía Atómica (EURATOM)

En términos políticos y económicos parecía necesario que Europa surgiera como tercera potencia mundial para interponerse entre EEUU y la URSS. Las negociaciones a partir del informe Spaak en Messina 1956, se aceleraron y se establecía el Mercado Común Europeo.

Los Tratados de Roma firmados el 25 de marzo de 1957 establecieron la creación tanto de la CEE como del EURATOM. A finales de los 50 ya se habían establecido tres proyectos de integración económica regional en la Europa Occidental: el BENELUX, la CECA y la CEE.

Los países de la CECA decidieron seguir adelante con el proyecto del mercado común europeo, aceptado en los Tratados de Roma.

Tags: , , ,

Categoría: Historia

Deja un comentario